Capitán de Concordia: ‘No abandoné el barco, me caí a un bote salvavidas’


“No es verdad que abandonara la nave. Es que me caí accidentalmente sobre el techo de una de las barcas de salvamento. Luego no pude volver a subir al barco porque la barca quedó colgada, suspendida. Después estuve sobre una roca de la isla Giglio coordinando las operaciones de desembarco”.

Capitan del Barco Costa Concordia

Eso es lo que declaró ayer en su defensa el capitán del ‘Costa Concordia’, Francesco Schettino, durante su comparecencia ante la jueza Valeria Montesarchio. “Ni siquiera llevaba el chaleco salvavidas, porque en ese momento mi vida no era importante, pensaba en la vida de los otros y había otras personas que lo necesitaban”.

Sin embargo, las explicaciones de Schettino no han convencido para nada a la Fiscalía de Grosseto, que sigue imputando al capitán del ‘Costa Concordia‘ el vergonzoso delito de haber abandonado la nave cuando en la misma aún había pasajeros en peligro.

“La versión de Schettino ha cambiado mínimamente el cuadro acusatorio”, sostiene el fiscal de Grosseto, Francesco Verusio, quien por si fuera poco acusa además a Schettino de haber dejado abandonadas a su suerte a bordo del ‘Costa Concordia’ a 300 personas incapaces de valerse por sí mismas.

El polémico saludo

Schettino, eso sí, ha admitido que se acercó peligrosamente a la isla de Giglio para hacer el famoso saludo, el rito marinero de aproximarse a la costa haciendo sonar la sirena de la nave. En principio, el saludo estaba dirigido a Mario Palombo, un ex capitán de Costa Cruceros ya jubilado que reside en Giglio y a quien el propio Schettino llamó pocos minutos antes de realizar el saludo para advertirle del homenaje que le iban a dedicar. Y cuando Palombo le indico que no estaba en Giglio, sino en Grosseto, Schettino sentencio: “Bueno, saludemos igualmente a la isla y a la madre del maître”. El maître jefe del Costa Concordia es de la isla de Giglio.

El capitán del ‘Costa Concordia’ ha reconocido ante la jueza que el oficial de ruta del barco le había advertido de que tuviera cuidado con las rocas que se encuentran próximas a la costa de Giglio. “Ojo con los escollos”, le había alertado. Pero Schettino no hizo mucho caso del consejo: “Me sentía seguro, había hecho el saludo tres o cuatro veces antes”.

Video del Barco Costa Concordia Naufragado

Aquí el Barco antes del Naufragio Impresionante!!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>